Asesorías

El estigma asociado a la infección por el VIH desemboca, en muchas ocasiones, en la discriminación de las personas que la padecen. Muchas personas ven vulnerados sus derechos humanos al ser estigmatizadas y discriminadas por tener el VIH. Esto, además, es un gran obstáculo en la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de la infección por el VIH. El miedo, el rechazo y la ignorancia favorecen su expansión y fomentan falsas creencias.

Las consecuencias del estigma y la discriminación por el VIH son tanto psicológicas (sentimiento de culpa, baja autoestima, depresión, etc.) como de orden práctico (denegación de servicios y violación de derechos laborales, sanitarios, sociales, etc.). Su efecto puede ser mayor al reforzar y solaparse con otras discriminaciones preexistentes (género, orientación sexual, consumo de sustancias ilegales, etc.).

Desde los inicios como grupo de apoyo mutuo para hombres gais con sida (en la mayoría de los casos) a principios de los ’90 hasta su transformación en asociación el 1 de diciembre de 1994, Gais Positius siempre ha trabajado en servicios que den respuesta al VIH y el sida para la comunidad LGTBI con y desde un enfoque basado en derechos. Bajo esa premisa se crearon los servicios de asesoría, que además de la amplia experiencia de los profesionales que los facilitan, cuentan con la dedicación acumulada durante todos estos años a la atención y acompañamiento de las personas con VIH que nos define.

En muchas ocasiones enfrentarse a un diagnóstico de VIH o sida puede ser difícil y complejo. El miedo a la enfermedad, al rechazo y a la discriminación y el estigma pueden hacer que la persona se aísle y no busque ayuda en su entorno.

La cronificación de la infección por el VIH puede generar diferentes estados anímicos y fases que la persona que vive con VIH (PVIH) ha de abordar y gestionar como, por ejemplo, los miedos derivados de las consecuencias producidas por la evolución de la infección, la preocupación por la transmisión, los temores asociados al tratamiento antirretroviral, las consecuencias derivadas de ser juzgado por cómo se contrajo el virus o el miedo al rechazo cuando se decide contar a otras personas que se vive con VIH.

Todos estos escenarios pueden acabar generando en la persona con VIH baja autoestima, depresión, ansiedad, estrés, aislamiento, angustia, miedo…

La asesoría psicológica de Gais Positius surge para que la PVIH pueda hacer frente a las diferentes situaciones que le plantea la infección y cubrir todas las necesidades psicológicas que tenga, así como cualquier otra problemática paralela que también pueda incidir en la persona.

Tanto si el motivo para solicitar la asesoría psicológica es el VIH u otras causas, el servicio de atención psicológica de nuestra entidad facilita:

  • Un espacio solo para la persona: acudir a un psicólogo/ga es una forma de cuidarse y dedicarse atención. Un tiempo solo para uno mismo en el que poder hablar de problemas, preocupaciones…
  • Comprender que sucede: hablar de las emociones y que sucede ayuda a aclarar la mente, permite tomar las riendas y mejores decisiones.
  • Ser escuchado sin ser juzgado: la terapia es un espacio libre de juicios de valor en el que no se aplican etiquetas y estereotipos y dónde no se juzga o critica.
  • Obtener un punto de vista global y más objetivo: el/la profesional de la psicología no está involucrado emocionalmente en la situación que se expone lo que le permite dar una perspectiva más amplia y objetiva sobre lo que sucede.
  • Conocerse mejor y comprender a los demás: profundizar en los sentimientos permite ser más empático con los demás y entender los motivos de sus comportamientos.
  • Aprender a gestionar las emociones, pensamientos y comportamientos: se facilitan técnicas y estrategias para identificar y cambiar los pensamientos irracionales por otros más saludables.
  • Desarrollar habilidades en la solución de conflictos: la asesoría psicológica permitirá desarrollar habilidades para que poder reconocer las creencias erróneas y poder cambiarlas.

Para acceder a la asesoría psicológica es necesario solicitar cita previa llamando al teléfono 93 298 06 42

Servicio dirigido a hombres gais que viven con VIH, sus parejas y a personas LGTBI con o sin VIH.

 

Durante los casi 40 años que han pasado desde la aparición de los primeros casos de VIH y sida, a principios de la década de los ’80, se han realizado muchos avances biomédicos en relación con la evolución clínica de la infección y la calidad de vida de las personas seropositivas, pero a nivel social y en diversos ámbitos aún existen casos en los que se vulneran los derechos de las personas con VIH (PVIH).

Situaciones de discriminación laboral, de violación del derecho a la intimidad y la confidencialidad, de discriminación institucional tanto en el ámbito público como en el privado y de denegación de prestación de servicios, entre otras, son a las que aún se enfrentan muchas PVIH o sida.

Una persona con VIH o sida es, ante todo, un ser humano. El mero hecho de ser considerado ser humano supone algo tan simple como que la persona es titular de unos derechos básicos que en unos casos se deben entender incluidos en el catálogo de los derechos fundamentales de la persona y, en otras situaciones, deben entenderse incluidos en el listado de sus derechos subjetivos. De ambas situaciones se deriva una consecuencia evidente: una persona que vive con VIH puede reclamar el respeto de estos derechos, en aquellas situaciones en que considere que no han sido respetados.

El servicio de asesoría jurídica de Gais Positius, a través de un abogado con una amplia experiencia, ofrece asesoramiento legal principalmente a personas con VIH para que puedan reclamar el respeto de sus derechos y/o decidir qué actuaciones emprender para ello.

Esta asesoría aboga por continuar trabajando para erradicar las desigualdades relacionadas con el VIH, favorecer la igualdad de derecho y visibilizar las reivindicaciones en materia de derechos fundamentales de las PVIH.

Para acceder a la asesoría jurídica es necesario solicitar cita previa llamando al teléfono 93 298 06 42

Servicio dirigido a hombres gais que viven con VIH, sus parejas y a personas LGTBI con o sin VIH.

 

La exclusión social es un fenómeno creciente y preocupante en la sociedad actual. Numerosas personas y colectivos se ven inmersas en un proceso de «despojo de la ciudadanía» o en una situación muy vulnerable, ya sea por causas de origen económico, de origen social, de origen jurídico y/o de carácter personal. Una de las principales causas de exclusión es la pertenencia a grupos de fuerte rechazo social como históricamente sucedió con los enfermos de sida o los hombres gais con VIH.

Como colectivo vulnerable, además de la discriminación por orientación sexual las personas con VIH (PVIH), por el estigma social asociado al VIH y al sida, pueden verse afectadas por diversos factores que faciliten dicha vulnerabilidad.

La asesoría social de Gais Positius está dirigida a hombres gais con VIH o sida que se encuentren en situaciones que puedan conllevar riesgo de exclusión social: pocos recursos económicos, falta de apoyo familiar o social, sin acceso al mercado laboral o en condiciones laborales precarias, en situación administrativa irregular, etc.

La asesoría cuenta con un educador/trabajador social que define y valora la situación de forma individual para poder llevar a cabo actuaciones orientadas a mejorar el bienestar social de la persona con VIH (PVIH) mediante la prestación de información, atención y apoyo y facilitando orientación sobre los recursos, las prestaciones y los servicios más adecuados a las necesidades concretas que tenga la persona.

Para acceder a la asesoría social es necesario solicitar cita previa llamando al teléfono 93 298 06 42

 

 

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad